miércoles, 14 de mayo de 2014

El lugar donde habita el... CAOS

Se me ocurrió escribir esto al leer a Días de 48 horas y su Desastre en casa y las propuestas de Marujismo para tener la casa ordenada.
He decidido poner ese título al post,  El lugar donde habita el Caos,  porque así definiría mi casa
Esto no es un mensaje anarquista que tenga como lema el "caos organizazo",  no,  porque en esta casa no hay democracia que valga.  Aquí reina la ley del más  fuerte,  o la de la más  fuerte,  Coquito. 
Mi pequeña tirana (dicho con todo el amor y apego) se ha adueñado de nuestra vida y de cada rincón de la casa.

pongo esta imagen por no poner una de mi leonera...


La entrada es un aparcamiento de coches: carro grande,  silleta plegable (que nunca está plegada y no sé el porqué), triciclo y algún corre-pasillos. 
El salón es su parque,  todo es susceptible de convertirse en juguete por un rato así que no es raro encontrar por el suelo libros, álbumes de fotos (le encantan),  pinzas de la ropa, funda de móvil, naranjas (sirve de pelota)...  Y luego Añade sus juguetes y los de Sua.  Y sí habéis adivinado,  estaba describiendo lo que veía ahora mismo mientras lo escribía...
En su habitación,  esa preciosidad de habitación que aún no ha estrenado excepto para cambiarla y guardar algún otro juguete y ropa, están sus cosas así que no cuenta. 
Mi habitación, es decir, la suya, tiene una cama en la que dormimos ambas y la cuna pegada. La cuna sólo sirve para dejar la ropa del día siguiente o tener el cuento de antes de dormir y algún que otro juguete y manta de respuesto para taparla a traición a media noche. 
Y así ves cómo en cada rincón aparecen cosas y trastos de la Reina de la casa. En la cocina tiene reservado un espacio para sus cacharros, en el baño para sus juguetes de la bañera y productos de aseo ... Hasta en mi aula donde doy clases podéis encontraros con algún juguete olvidado o algún apartado de la estantería cubierta con objetos que no solemos usar y que tuvimos que colocar al desmontar la habitación originaria.
Bien, pues ya no queda ninguna otra sala sin recorrer. Todo está minado de objetos que va olvidando bajo radiadores o entre puertas que no cierran.

Si sólo fueran trastos suyos que deambulasen por casa...la cosa no sería muy grave e incluso sería explicable. Pero claro, la situación va más allá. Se juntan hechos tales como : que yo no soy el orden personificado, que se me acumulan las tareas domésticas con el trabajo y el cuidado de la pequeña, y que una vez que entras en ese caos.... es difícil salir. 

Debo decir que el Papá de Coquito ayuda bastante cuando puede. Los fines de semana siempre reserva un rato para hacer limpieza y ordenar ¡¡menos mal!! Y así yo intento sobrevivir los días encargándome de Coquito y entre clases preparar comida, lavar y fregar para al menos tener cubiertas las necesidades básicas. 
Y es que ya os contaba el otro día, que suelo "perder" tiempo durmiendo a Coquito y que me quita movilidad para hacer otras cosillas. Así os propuse el gran invento de la domótica , para hacernos la vida y la limpieza más fácil, que no económica.

¿¿A alguien más le cambió tanto su casa con la aparición de estos seres tan bonitos y dependientes???

23 comentarios:

  1. Pero qué ilusión haberte inspirado! ¿soy tu musa o algo así? jejejeje
    Cuando vienen los niños es inevitable que sus cosas se esparzan por la casa, pero en nuestro caso no se ha notado nada, las cosas del niño que están por medio no son nada en comparación con las del padre...
    En el piso donde estábamos antes, la entrada también era un aparcamiento :)
    También he de entonar un mea culpa y decir que en una de las habitaciones, que está sin amueblar, vamos acumulando las bolsas de la mudanza que todavía están sin abrir... y estarán así en una temporada me parece a mi jejeje
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mi Musa!! jaja pobre padre... qué mal parado sale!
      DAte tiempo para colocar todo!
      un beso

      Eliminar
  2. Ufff... En esta casa te entendemos mucho. Especialmente esta semana. Estamos desbordados con la peque... Creo que con niñas así llega un momento en que la casa es secundaria. Muy secundaria :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES terciaria! jaja Hay días malos...y peores en cuestión de orden. A la mía es que todo le aburre rápidamente y es un sin dios!. ánimo

      Eliminar
  3. Mi casa también es una leonera, yo he optado por comprar cajas grandes con tapa y cuando hay que tener la casa medio decente todo a la caja... Asi se pierden muchas cosas porque en uan caja esta la oreja de la potato y en otra el oko, en una algunas fichas de un puzle que tiene sus piezas comapeñar en otra caja y asi... Pero yo ya paso del tema...

    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran truco, pero ahora necesito a alguien con ganas y fuerzas para que lo meta todo en esas cajas.... jajajaja
      besos

      Eliminar
  4. Jajajajja el mio todavía es peque...a ver como me las apaño porque a mi me estresa, necesito verlo todo limpio y recogido (ya sabes que tengo un poquito de la enfermedad esa de la limpieza seguro!!) Así que en cuanto esta el papi le doy al gordo y hago todo lo que puedo, a ver si me gestiono mejor para que no me afecte tanto xD.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí..hay madres que se apañan y lo tienen todo genial!! yo no soy de esas y encima no puedo dejar dormida a la niña e irme a hacer tareas...es más complicado de lo que parece! besos

      Eliminar
  5. Mi casa también es así, pero yo lo llevo fatal!
    Procuro dejarlo todo recogido pero pasado un rato todo esta igual, y tengo que decir que es culpa del papá, conmigo Leo recoge un juguete antes de sacar otro, lo hace solo, pero con su padre... eso es otro cantar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso es al revés, el papá recoge más. Pero porque yo tengo que hacer otras 3000 cosas.

      Eliminar
  6. ejem..... mi casa suele ser esto: http://pequepersonas.blogspot.com.es/2014/02/trastadas-en-casa.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tremenda!! ahora me siento mejor.... jajajajaja

      Eliminar
  7. Te leía y parecía que también estaba describiendo mi casa jajaja... Desde que esta el peque y sobre todo desde que anda todo esta invadido por sus cosas y juguetes, un casos como bien dices!! Pero bendito caos, verdad??
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si verdad? al andar se nota mucho que expanden su campo de acción y de guarrería claro. Da gusto ver cómo disfrutran.....

      Eliminar
  8. Jajaja me siento totalmente identificada, en cada rincon que miro hay un juguete de juan! Ademas de lo nuestro, a veces me pongo a pensar todo lo q hay q hacer a diario en una casa y me canso solo de pensarlo!!! Supongo que con el tiempo se mejora, o eso espero, yo me pego el atracon de ordenador y a las dos horas ya esta todo por en medio otra vez.. Asi no se puede!! Jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya...aquí el orden no dura ni un rato tampoco. qué le vamos a hacer, paciencia!

      Eliminar
  9. Madre mía cuanto te entiendo!!! Yo ahora paso un poco pero al principio mi madre me había legado su obsesión por la limpieza y lo pasaba fatal pero ahora me da igual, es mejor poder jugar con ellos que limpiar verdad? :)) Besoss guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué razón tienes! a disfrutar!! y luego que recoga papá..... jiji

      Eliminar
  10. No no nooooooooooo, yo, el orden personificado, me he negado siempre a que el tener un hijo sea la llegada del caos a casa...y creo que lo voy consiguiendo!!!! desde pequeñito acostumbramos a UBMF a jugar en su cuarto y de ahí no sale nada, a ver algo se escapa de vez en cuando, pero bueno. Reconozco que mi casa se presta a ello y que su cuarto también...estoy escribiendo un post sobre ello...lo único que hay en el salón, encima de la mesa baja, son sus libros...

    Eso si, compartimos el uso de la cuna, viene genial como armario complementario, jajajajajaj, pero eso si, todo colocadito!!!!

    ResponderEliminar
  11. Mira! Otra cosa en la que nos parecemos! Jejejeje soy un desastre, aún tengo el salón lleno de globos de su cumpleaños...jijiji
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  12. Jajaj nos pasa a todos! Yo tambien tengo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que decía que tengo post por ahí también jajaja
      Estos enanos son unos acaparadoresss

      Eliminar
  13. Jajaja, desde luego el paisaje del hoar familiar, ya nunca será el de antes porque hay una explosión de trastos de la peque tremenda. Lo bueno es que llena la casa de color hasta en el rincón más triste, jaja, pero lo malo es que tengo la sensación de vivir en una leonera, con lo ordenada que yo soy (de hecho intento recogerlo todo siempre para salir de casa, aunque sé que cuando volvamos todo volverá a ser caos, pero no lo puedo evitar!!)

    ResponderEliminar